75.657.875 metros cúbicos depurados · Memorias NILSA

Memorias Nilsa 2017
Arqueta de saneamiento

75.657.875 metros cúbicos depurados

En 2017 Navarra depuró 75.657.875 metros cúbicos de agua residual, cifra inferior a la del año anterior: 78.449.268 metros cúbicos. En 2015 habían sido 78.522.998 metros cúbicos, lo que supone una tendencia a la baja sostenida desde el úlitmo lustro. Se trata de una excelente noticia porque supone que el consumo de agua ha descendido debido a mejores prácticas: tanto en los hogares (con ahorro de agua) como en las redes municipales, que han desdoblado en muchos casos las aguas fecales de las pluviales. 

Esto significa que el agua de lluvia ya no va a parar a las instalaciones gracias al aumento de las redes separativas en las localidades y, por tanto, no debe ser depurada un agua que, al ser de preciipitaciones y no de uso humano, está limpia. Si todas las redes municipales fueran separativas, únicamente habría que tratar las aguas fecales y es el objetivo ideal al que deberíamos tender en cada municipio. 

En cualquier caso, los datos de 2017 son  buenos, ya que además de este caudal a la baja, el porcentaje de la población con tratamiento adecuado es del 98,2%, al que dan servicio las 141 instalaciones de depuración más complejas, así como el casi medio millar de fosas distribuidas por toda la geografía navarra. 

En la actualidad, las instalaciones están preparadas para admitir un caudal conjunto anual de 205.565.850 metros cúbicos, lo que supone que futuros desarrollos poblacionales, industriales, urbanísticos, etc. pueden ser admitidos en la red de saneamiento sin requerir dotaciones de infraestructuras nuevas o tener que ampliar las actuales. 

Y como cada año, NILSA también sigue avanzando en su plan de obras, ya que aún quedan poblaciones de menos de 200 habitantes cuyas depuradoras han de ser construidas y otras que han exigido modificaciiones, actualizaciones y/o ampliaciones. Durante 2017, redactamos los proyectos de: Curso Bajo de Urederra (depuradora), Villanueva de Aezkoa (depuradora), Salinas de Oro (depuradora), Errazkin (depuradora), Baraibar (depuradora; 2ª fase), Aróstegui (depuradora), Oroz-Betelu (depuradora), Arano (depuradora), Meoz (depuradora), Urdax - conexión del barrio Hiribere y barrio Leorlas, modificación del emisario de Monteagudo, renovación del emisario y tanque de retención de Valtierra; y reforma del bombeo general de Valtierra-Arguedas, reforma de la depuradora de Fitero, y mejoras del tratamiento en Corella, en el desarenador de Baztan, en los emisarios de Bajo Arga, en el decantador final de Cortes, en los colectores de Ultzama (fase 3) y en la conexión de la zona Norte de Ezcároz. 

Además, ejecutamos las siguientes obras: las depuradoras de Lantz, Pueyo, Lizarraga-Ergoiena y Liédena, así como reformas en las plantas y/o colectores de Sangüesa, Tafalla-Olite, Valtierra-Arguedas, Ezcároz y Ultzama.   

Todas estas actuaciones fueron llevadas a cabo por dos de los seis departamentos existentes en NILSA: Proyectos-Obras y Operación-Mantenimiento. En estos dos departamentos trabaja aproximadamente la mitad de la plantilla de NILSA, actualmente compuesta por 38 personas. La otra mitad pertenece a las áreas de Administración-Finanzas, Residuos, Planificación-Calidad y Comunicación-Educación. En el resto de apartados se puede conocer su labor durante el pasado año. La de NILSA general es la depuración de aguas residuales, pero este objetivo medioambiental sería imposible sin  un equipo interdisciplinar que integra a otros perfiles más allá de los técnicos relacionados directamente con la construcción y explotación de las depuradoras. 

depuradoras en Navarra