Plan Director · Memorias NILSA

Memorias Nilsa 2017
Ciclo Integral del Agua

Plan Director del Ciclo Integral de Agua de Uso Urbano 2019-2030

El Plan Director del Ciclo Integral de Agua de Uso Urbano 2019-2030, promovido y dirigido por el Departamento de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local del Gobierno de Navarra, fue encargado a NILSA, que redactó la primera versión durante 2017 en colaboración muy estrecha con la también empresa pública GAN-NIK y con el Instituto Navarro de Salud Pública.

Este plan incorpora los principios de la Directiva Marco del Agua del año 2000 y se convertirá en el principal instrumento de la Comunidad Foral para la lucha contra el cambio climático y a favor de la economía circular en materia hídrica. Tiene, entre sus objetivos, convertir el abastecimiento y saneamiento en un verdadero proyecto integral urbano desde el liderazgo y el servicio público, favoreciendo consumos moderados y sostenibles, así como provocando el mínimo impacto posible en el medio ambiente.

Durante 2016 y 2017 se ha desarrollado la redacción y diagnóstico del plan. Además, cabe destacar que en el primer semestre de 2017 se realizó un proceso de contraste y participación sobre abastecimiento urbano en industrial en la Ribera.

Las conclusiones de dicho plan ribero fueron presentadas en rueda de prensa por el Gobierno de Navarra en enero de 2017, año en el que NILSA se ha volcado con la redacción de la versión inicial del plan que fue finalmente presentada al comienzo del año siguiente: el 23 de enero de 2018.

Durante 2017 se integró este estudio en la versión inicial del plan general, que estableció unos objetivos generales para toda Navarra, de acuerdo a los principios de la Directiva Marco del Agua.

Estos objetivos son:

  • Conseguir el buen estado ecológico de las masas de agua, tanto superficiales como subterráneas.
  • Atender la demanda con criterios de consumo responsable.
  • Prestación del servicio integral a través de un sistema público.
  • Luchar contra el cambio climático.
  • Avanzar en la economía circular.


Para lograrlos se han establecido también los siguientes criterios:

  • Mínima captación de recursos.
  • Respeto de los caudales ecológicos.
  • Preservación de los recursos hídricos de espacios naturales protegidos.
  • Protección de las fuentes de captación.
  • Mínima afección durante las obras.
  • Mínimo impacto de los vertidos.
  • Máxima eficiencia energética.