Recuperación de fósforo de aguas residuales por precipitación como estruvita · Memorias NILSA

Memorias Nilsa 2017
Recuperación de fósforo de aguas residuales por precipitación como estruvita

Recuperación de fósforo de aguas residuales por precipitación como estruvita

NILSA, en solitario, ha implantado (instalación y operación) una planta piloto de precipitación de estruvita en la depuradora de Tudela. El objetivo es provocar la precipitación de estruvita para la obtención de fósforo a partir del retorno de la línea de tratamiento de lodos en la propia depuradora. 

Anteriormente, hubo de llevar a cabo lo estudios y ensayos de laboratorio previos a la implantación de la planta piloto, en un proyecto plurianual que continuará al menos un par de años más. 

El objetivo es minimizar el aporte de fósforo en los efluentes de la depuradora, así como la obtención de un fertilizante que mejore el valor agronómico de los lodos que salen de la misma y cuyo tratamiento y valorización se explica en el epígrafe anterior de este mismo apartado. 

En función de los resultados que se obtengan en Tudela, NILSA planteará la extensión del proyecto al resto de instalaciones de Navarra, siempre que sus características específicas lo permitan. 

Cabe recordar que la Directiva 2014/80/UE de la Comisión Europea, de 20 de junio de 2014, modifica el anexo II de la Directiva 2006/118/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, relativa a la protección de las aguas subterráneas contra la contaminación y el deterioro. Entre sus principales consideraciones, se puede leer lo siguiente: El nitrógeno y el fósforo presentes en las aguas subterráneas pueden suponer un riesgo importante de eutrofización para las aguas superficiales asociadas y los ecosistemas terrestres que dependen directamente de ellas. Al establecer los valores umbral, además de los nitratos, ya incluidos en el anexo I de la Directiva 2006/118/CE, y el amonio, incluido en el anexo II de dicha Directiva, los Estados miembros deben tener en cuenta asimismo los nitritos, como factor que contribuye al nitrógeno total, y el fósforo total, como tal o como fosfatos. 

Si bien NILSA no trabaja con aguas subterráneas directamente, el agua que sale de las depuradoras es devuelta a los cauces y ha de ser igualmente cuidadosa con elementos como el fósforo, por lo que su estudio se ha convertido en una línea de investigación fundamental para los próximos años. 

Desde 2017, esta línea, en la que ya se venía trabajando, está incluida y financiada en el proyecto LIFE NADAPTA, que se explica en otro epígrafe de esta misma sección.